Barcelona: El Born

Comparte con tus amigos

El Born es único, las calles adoquinadas y serpenteantes fluyen suavemente hacia la antigua piedra de las estructuras medievales que te envuelven por dondequiera que estés. Las plantas y flores caen desde los balconcitos adornados hasta donde te alcanza la vista, mientras que los lugareños dormitan perezosamente en los bancos de las pequeñas y pintorescas plazas.

Se puede disfrutar de un día perfecto perdiéndote por este barrio, visitando los museos de primer orden, permitiéndote un capricho en las tiendas de ropa vintage y encontrando los bares de tapas.

el-borne2

Nuestro paseo comienza Palau de la Música Catalana, en la parada de Metro de Urquinaona metro Sí sigues el mapa te encontrarás con el impresionante Esta sala de conciertos modernista es tan intrincada en el interior cómo en el exterior. Hay visitas guiadas del interior en español e inglés.

1

Asegúrate de rodear el edificio ya que la fachada es admirable desde todos los ángulos.Después de un paseo por algunas callejuelas medievales, cerca del Carrer de Sant Pere Més Alt, repleta de tiendas catalanas independientes, encontrarás  La Iglesia de Sant Pere, un antiguo monasterio Benedictino situado en La Plaça Sant Pere.

3

Hoy en día, el imponente edificio solo se usa como iglesia, combinando arquitectura romántica y gótica. Los tragaluces son especialmente bonitos, inundan la iglesia con rayos de luz. Y ahora, ¿Por qué no tomarse algo en la plaza La Candela? Y es que, aunque la comida es normal y corriente, la terraza es encantadora.

4

Tras lo que parece un centenar de calles estrechas en el laberinto del Borne (pregunta a los lugareños si te sientes un poco perdido) tropezarás con  el Mercado Santa Caterina.

10912939854_fc678014e0_b

Paradas repartidas en tres plantas, que le proporcionan a La Boqueria un digno rival.Se pueden ver los trabajos de excavación a través de un suelo de cristal en un extremo del mercado. Estos puestos locales son estupendos para comprar algún tentempié a precios increíbles.

6

¿Qué tal un poco de embutido tradicional catalán? Si te apetece algo más que un tentempié, prueba el fantástico ‘Cuines Santa-Caterina’, un restaurante dentro del propio mercado que sirve cocina fusión. Al salir, asegúrate de echar un vistazo al techo diseminado con 325.000 baldosas cerámicas de colores.

7

Fuentes:

TripAdvisor

OhBarcelona.com

Cotizar tu viaje y recibir asesoría

About José Rafael Azpurua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *