Mira como hacer para que tu gato no se suba en la mesa

Comparte con tus amigos

Si tienes gato seguro que tienes este problema. Con otras mascotas no pasa, pero los gatos, al creerse dueños de todo y de todos, pues toman todos los elementos de la casa en la que viven como sitios por los que pasearse y saltar de uno a otro. Vamos a mostrarte un vídeo muy instructivo de cómo evitar que tu gato se suba a la mesa.

1936981_0

Evita que tu gato se suba a la mesa desde pequño

Como siempre decimos siempre que hablamos del entrenamiento de un gato para conseguir modificar una conducta, has de tener mucha paciencia. En otras ocasiones, como cuando hablábamos de cómo conseguir sacar a pasear un gato con correa, sobre todo mencionábamos el refuerzo positivo. En esta ocasión se va a tratar más de una proporcionar al gato una sensación negativa para que asocie la acción de subirse a la mesa con algo que no le gusta.

A continuación puedes ver el vídeo con el ejemplo:

Como puedes ver, para conseguir evitar que tu gato se suba a la mesa, lo que hemos hecho es llenar de trozos de cinta adhesiva toda la mesa, para que cuando la pise el gato, se le quede pegada a la pata, una sensación terriblemente horrorosa para ellos, todos conocéis de lo recelosos que son con que le toquemos las patas…

Pues aprovechamos esa aversión para conseguir que no se cuando suba, se quede pegado a un trozo de cinta y sienta la necesidad de bajarse de ese odioso lugar (la mesa) donde se le ha quedado pegado. Así, con varias veces al día que se quede pegado, varios días seguidos, conseguiremos nuestro objetivo de que no se vuelva a subir a la mesa, da igual que haya comida u otros objetos.

Igual que puedes aplicar la cinta adhesiva a la mesa puedes hacerlo en la encimera de la cocina, el lavabo, etc., cualquier lugar al que quieras que tu gato no se suba.

Pero recuerda, este es un entrenamiento que es mejor que realices desde el mismo momento en el que el gato haya llegado a casa, y cuanto más pequeño mejor.

Cotizar tu viaje y recibir asesoría

About José Safi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.